¿Cuáles son los métodos del marketing online más efectivos en las situaciones menos favorables, o sea, a corto plazo y con pocos recursos: Adwords, SEO, Social Media Marketing, email marketing, reputación online, marketing de contenidos… ?

Si tienes pocos recursos y quieres conseguir resultados inmediatos, seguramente la vía más adecuada es SEM (Adwords). Sabes que lo que inviertes HOY te da resultados HOY.

Por supuesto, a partir de ahí hay que hacer un trabajo continuo de optimización para que tener el máximo retorno posible de lo invertido. Y así, cada vez tener más, por menos. Pero lo bueno es que el rendimiento se ve el mismo día que empiezas (al fin y al cabo, sólo pagas por los clics que obtienes).

No obstante, habría que matizar un par de cosas:

1) El SEO es un must desde el inicio, es una base. No dará resultados a corto plazo pero se puede y se debe tener en cuenta desde e principio. Si no hay recursos para contratar un servicio SEO potente, ya se hará más adelante. Pero es bueno enfocar cualquier proyecto web al menos con el SEO en mente desde la propia definición del mismo.

2) El Social Media, especialmente en su vertiente de pago (Facebook Ads, Twitter Ads) puede llegar a tener un rendimiento inmediato del mismo modo que Adwords. Dependerá mucho del tipo de proyecto, pero incluso puede llegar a ser más económico y rentable según nuestro sector y nuestro público objetivo. Así que no debe descartarse como primera alternativa en determinados casos.

¿SEO y Adwords siempre combinan bien para aplicarlos al mismo tiempo en una campaña de marketing online o hay casos en los que es mejor no mezclarlos o aplicarlos en momentos distintos?

El SEO hay que trabajarlo siempre, independientemente de que hagamos SEM o no.

Como canales están muy interrelacionados y combinan perfectamente. No es contraproducente trabajarlas paralelamente, pero es importante que la estrategia sea conjunta y tenga en consideración los resultados obtenidos en uno y otro.

Por ejemplo, se suele decir que si en determinadas keywords hemos logrado colocarnos en primera posición orgáncia (SEO), ya no será necesario invertir en SEM por ellas. Puede ser una regla básica, pero no es así al 100% en todos los casos, pues lo que esté haciendo nuestra competencia en SEM puede convertir esa 1ª posición en una 3ª o 4ª en la práctica en muchas búsquedas.

En definitiva, bien trabajadas y combinadas entre sí es cuando darán mejor resultado.

¿Qué papel juega el marketing en contenidos en una estrategia global de marketing online? ¿Hasta qué punto es importante?

Cada vez más.

Si bien no se trata de una estrategia de performance directo, estrictamente hablando, el marketing de contenidos probablemente la vía de marketing que más crecimiento está experimentado y que más crecerá en el futuro próximo.

Y es lógico, teniendo en cuenta como han cambiado y siguen cambiando los hábitos de los usuarios en internet, su forma de comprar, de informarse, de relacionarse con las marcas…

Todo eso no puede ser ignorado por el marketing. Los contenidos -en todos sus formatos (texto, vídeo…)- son el nuevo vehículo para llegar a la gente de forma eficaz. Esto está dando paso a nuevos productos publicitarios como el branded content o publicidad nativa.

Sin duda, vamos a asistir a una explosión de este tipo de marketing -como ya está sucediendo en USA- que probablemente desplazará gran parte de la inversión actual en MKT, especialmente de branding.

Si queremos estar ahí cuando explote, hay que empezar a trabajarlo YA.

¿Los anuncios en Facebook, Linkedin, Twitter llegarán a ser competencia de Adwords?

Ya lo son en algunos segmentos. La industria de los contenidos, por ejemplo, ha encontrado su “adwords” particular en los anuncios patrocinados en redes sociales, especialmente en Facebook.

Si Adwords está muy orientado en la consecución de ventas o leads, los anuncios en RRSS son ideales para el consumo de contenido.

Y OJO, porque siguen empeñados en aportar mucho a nivel e-commerce también. Me mantengo prudentemente escéptico en este punto, pero no descarto nada. La guerra fría Google-Facebook ya es una realidad hace tiempo y veremos en qué termina…

¿El retargetting en general es aconsejable aplicarlo en cualquier tipo de producto, servicio y presupuesto?

Sí, sobre todo en e-commerce.

Es algo imprescindible en cualquier estrategia SEM. Si estamos empezando de cero, digamos que sería el segundo paso tras poner en marcha las campañas en Search “normal”.

Es verdad que puede parecer un coñazo desde el punto de vista del usuario. Y quizá teneamos la percepción de que es intrusivo “perseguir” al usuario por todas las webs que va visitando.

Pero lo cierto es que funciona. Los datos así lo revelan y las campañas de remarketing suelen arrojar buenos resultados, incluso hasta constituir una inversión del 20-30% de lo invertido en SEM.

Posiblemente deba sofisticarse un poco más todavía, si bien algunas empresas ofrecen servicios de retargetting muy potentes (como Criteo, por ejemplo), pues permiten una personalización enorme, tanto en la parte de elección de target como en la distribucion de la inversión.

A veces, solamente se echa en falta un botón de “gracias, esto ya lo he comprado”… ;)

¿Cuáles de los métodos del marketing online son más fáciles de controlar gracias a la analítica web? ¿En qué caso podemos obtener datos de forma más fácil y fiable para poder tomar decisiones?

Todos ellos. Quizá la parte de redes sociales requiere un esfuerzo adicional, no tanto en la implantación de la medición (que quizá también) sino especialmente en la correcta interpretación.

Lo bueno de la AW es que nos permite tener una visión global de TODA nuestra estrategia en Marketing Online, entre otras muchas cosas (usabilidad, negocio, estrategia, etc.)

Por eso es una disciplina tan estrechamente ligada con la toma de decisiones. Es importante tener una buena estrategia de obtención de datos que se convierta en el centro neurálgico de la información. Información que mueva a acción, claro.

Todo es susceptible de medirse correctamente y aportar datos útil. Pero muchas veces el tiempo y los recursos son limitados, así que el buen analista web deberá ser capaz de priorizar qué mediciones nos va a aportar insights útiles y cuáles pueden postergarse porque no son tan imprescindibles en este momento o no nos darán resultados totalmetne relevantes para la toma de decisiones.

Sin duda, eso es lo divertido ;)

¿Es Google Analytics el mejor sistema gratuito para hacer analítica web? ¿Y si lo comparamos con herramientas de pago?

Gratuito sí, sin duda, el mejor. Fácil de utilizar, potente. En general es más que suficiente para cualquier proyecto que empieza. E incluso los ya establecidos durante mucho tiempo que no le estén sacando el máximo partido verán muchísima luz si se les enseña a exprimirlo.

Comparado con los sistemas de pago tiene varias limitaciones, pero una especialmente importante: el muestreo de datos.

Eso significa que ante determinados volúmenes de datos -sobre todo al cruzarlos entre sí- Google Analytics Free no tendrá la capacidad de realizar los cálculos en bruto, sino que utilizará extrapolaciones estadísticas (en ocasiones en base a segmentos muy muy reducidos). Como resultado, se generan datos incompletos o poco fiables.

Aparte de eso, tiene límites en cuanto a número diferente de URLs que puede registrar, variables/dimensiones personalizadas, eventos, etc. Pero nada que nos acabemos rápidamente si empezamos de cero.

En mi opinión, sólo vale la pena pasarse a GA Premium o cualquier otra herramienta de AW de pago (que son bastante costosas, por cierto) si manejamos volúmenes ENORMES de datos o tenemos necesidades muy complejas de segmentación y cruce de datos.

¿Adwords es el líder indiscutible en la publicidad en buscadores? ¿Esta situación es positiva para el mercado? ¿Servicios competidores, como por ejemplo Bing Ads, le hará sombra algún día?

Es el líder y jamás nadie le hará sombra :)

Sé que puede parecer muy categórico, pero esta es de las (pocas) cosas que parecen absolutamente claras.

Pensad que Adwords es absolutamente el producto estrella (A.K.A. más rentable) de Google. Es su gallina de los huevos de oro.

Hay que reconocer que dieron en el clavo con este sistema “perfecto” de pujas en tiempo real para subastar posiciones de anuncios dentro de su buscador. Es probablemente la mejor idea de negocio que hayamos visto jamás en internet.

Y esto es así, entre otras cosas, porque FUNCIONA. Da resultados. Puede ser caro en ocasiones, pero realmente proporciona resultados a los anunciantes.

Siendo Google el buscador inmensamente utilizado por la mayoría, no veo ningún escenario en el que Bing/Yahoo puedan hacerle la más mínima sombra, aunque sus productos también sean buenos. Yen ocasiones incluso proporcionando mayor rentabilidad, volumen SIEMPRE menos, mucho menos.

Otros como Yandex Ads son mucho más locales.

Evidentemente, si hubiera alternativas a Google -ojo, no sólo en Search Ads, sino en muchas otras cosas- la situación sería muy distinta. Y probablemente más beneficiosa para el mercado, en términos de abaratamiento al menos.

Hay que prestar atención a los movimientos de Facebook, que para mí es el único gigante de internet que puede robarle mercado a Google en el futuro, también en el tema de las búsquedas… quién sabe.

¿Qué método es más efectivo: Adwords para buscadores o Adwords para contenido?

Son productos muy distintos y, en general, sirven a fines distintos. La red de Contenido/Display está más enfocada a hacer branding. Si bien Adwords es una herramienta esencialmente de performance y en algunos casos el Display puede llegar a dar buenos resultados, por lo general el Search será el que nos dé más rendimiento directo prácticamente en todos los casos.

En definitiva, la diferencia es que se trata de:

A) Mostrar anuncios a aquellos usuarios que ESTÁN BUSCANDO ACTIVAMENTE lo que ofrecemos (caso de Search)

o bien:

B) Mostrar anuncios a todo el mundo. Sí, quizá con cierta segmentación por intereses, por contexto o incluso por regargetting. Pero estando en una fase distinta del proceso de compra: no buscando activamente (caso de Display/Contenido).

¿Podemos hacer una estimación del presupuesto necesario para hacer una campaña de Adwords mínimamente efectiva, con un producto con una competencia media, con palabras clave a un precio medio, con una cantidad también media de búsquedas sobre estas palabras…?

Resulta muy complicado sin datos específicos. La realidad es que cambia mucho el escenario en función del mercado, el producto, la competencia, las keywords, los objetivos, nuestra propia web…

A grandes rasgos, en un escenario de competencia media prepara entre 15-30 céntimos por clic en palabras genéricas. Si la competencia es alta nos podemos ir al medio euro o incluso al euro por clic. Si es MUY ALTA podemos llegar a pagar varios euros por clic. Esto hablando de forma muy genérica.

Y el presupuesto depende de lo que que queramos/podamos gastar, no hay más. Es lo bonito (y hasta cierto punto democrático) de Adwords: sólo pagamos por clic. Si el clic nos vale X y hemos conseguido establecer el coste por conversión en Y, nuestros resultados variarán solamente en función de lo invertido, independientemente de que sea 1.000€ ó 1.000.000€.

Por otra parte, si tenemos un presupuesto bajo deberíamos evitar meternos en la pelea por las keywords “gordas”, las más genéricas, las más competidas, las que más volúmen total de búsquedas generan… y dedicarnos a encontrar pequeñas perlas en forma de long tail que generen mucho menos volumen pero con toda seguridad más baratas y probablemente más rentables.

¿Hay alguna condición especial para poder cobrar los ingresos que se generan con Adsense? ¿Hay que ser una empresa con CIF o cualquier persona física puede generar ingresos por publicidad dando de alta un blog gratuito de WordPress y una cuenta también gratuita de Adsense, sin que ello implique ningún problema de tipo legal o fiscal?

Cualquier persona mayor de 18 años puede abrir una cuenta de AdSense,  no hace falta ser empresa ni disponer de CIF.

Dicho esto, las implicaciones legales o fiscales son exactamente las mismas que si empezamos cualquier otra actividad que nos reporte un rendimiento económico, ya sea de forma puntual o habitual.

Por tanto hay muchos factores a tener en cuenta: el volumen de ingresos, la frecuencia de los mismos, etc. Si estos son relativamente bajos y/o irregulares se pueden considerar ingresos extraordinarios y no ser necesario disponer siquiera del IAE, algo similar a lo que ocurre al percibir ingresos por colaboraciones puntuales con universidades,  participación en eventos, conferencias y así por el estilo.

Si el ingreso empieza a ser significativo con respecto a nuestros ingresos totales y se convierte en regular, no cabe duda de que será necesario plantearse tomar las medidas oportunas para tributar correctamente.

Finalmente, decir que Hacienda nos dice que hay que declarar cualquier retribución que tengamos. La pregunta es: si vendes tu teléfono móvil o tu lavadora (ventas puntuales y de bajo importe) ¿lo declaras? No seré yo quien te diga que no lo hagas.

¿Establece Google Adsense algún control sobre las páginas a insertar los anuncios o se pueden poner anuncios en cualquier tipo de sitio web?

Existen ciertas limitaciones.

Por ejemplo, Google no permite la inclusión de anuncios de AdSense en sitios web con contenido para adultos o venta de bebidas alcohólicas, entre otras temáticas: violencia, drogas, etc.

Hasta hace poco, tampoco se permitía colocar AdSense en páginas de juego online (incluso en las meramente informativas). Ahora es posible hacerlo solamente en un número reducido de países -entre los que se encuentra España- y cumpliendo una serie de requisitos adicionales.

En la página sobre política de contenido de Google AdSense se pueden encontrar directrices detalladas sobre éstas y otras restricciones.

Es importante tener en cuenta que Google ejerce un control muy efectivo en este asunto, de modo que si detecta algo que interpreta como incumplimiento de sus Terms of Service, no dudará en cancelarnos la cuenta o suspendernos el servicio.

¿Qué tipo de usuarios clica en los anuncios de Google?

Lo cierto es que todos los tipos de usuario, de cualquier nivel y experiencia, son susceptibles de hacer clic en un resultado patrocinado del buscador de Google.

No obstante, es obvio que los usuarios experimentados lo harán con menos frecuencia. En la misma pregunta dices que los profesionales del sector “no solemos clicarlos”. Y no lo hacemos porque sabemos lo que hay detrás. Sabemos que es publicidad pagada y cómo funciona. Sabemos que son resultados menos “democráticos” que los orgánicos y que muchas veces dan prioridad a aquel que pague más y no necesariamente al que más se ajuste a nuestra búsqueda de forma “natural”. Por eso tendemos a desconfiar de ellos.

El usuario inexperto, sin embargo, no tiene estos hábitos adquiridos. O no tanto, porque probablemente también desconfía por defecto de cualquier tipo de publicidad tradicional. Pero en los resultados de Google, o bien no distingue exactamente lo que es publicidad de lo que no, o bien no es consciente de todas las connotaciones que hay detrás y por tanto es más “confiado”.

No sabemos los porcentajes de clics de usuario avanzado vs usuario estándar, pero sí tenemos un ejemplo medible y extrapolable con lo que ocurre en el AdSense colocado en sitios web. Está comprobado que en sites con contenido relacionado con internet, marketing online, e incluso tecnología, los ratios de clics en anuncios AdSense son muy inferiores a los que se dan en sites de temáticas más generalistas (inmobiliaria, moda, motor, etc), precisamente por el perfil de usuario predominante en cada caso. No hay razón para concluir que será distinto en el caso de los enlaces patrocinados de Google.

¿Es cierto que la mayoría de clics en los SERP’s de Google son de usuarios que no saben que son anuncios porque los confunden con los resultados orgánicos?

Esta pregunta guarda mucha relación con la de quiénes clican en los anuncios de Google, así que aludiendo de nuevo a los usuarios inexpertos, efectivamente, son éstos los que más clics generan en los resultados patrocinados.

Ahora bien, no tengo claro que la mayoría lo haga confundiéndolos con resultados orgánicos. Es, más bien, una consecuencia del escenario que planteaba antes: mayor desconocimiento y menos desconfianza. Y sí, en cierto porcentaje también clics confundiendo patrocinados con orgánicos (o sin saber siquiera que existen ambos tipos, que viene a ser lo mismo).

Lo que sí hay que reconocer es que Google “juega” con esta ambigüedad y nos presenta los resultados patrocinados con una apariencia idéntica a los orgánicos, excepto por un fondo de color sospechosamente claro. Un color que en muchas ocasiones ni siquiera se percibe hasta que inclinamos un poco más la pantalla de nuestro portátil. Definitivamente, esto busca minimizar la diferencia visual entre unos y otros.

¿Está mal eso? Tampoco necesariamente. Google cuida concienzudamente la calidad de sus anunciantes y, aparte del factor económico, prioriza los resultados en función de otros criterios de relevancia para el usuario. Así que si el usuario finalmente encuentra lo que busca –paradigma de usabilidad- ¿realmente importa tanto que sea a través de un resultado patrocinado?

Lo que no parece tan correcto es que Google persiga tan severamente esta misma práctica en las implementaciones de AdSense en los sites de terceros. Puede tener sentido, pero no parece muy ético pedir a otros lo que tú no haces.

El algoritmo de ordenación de resultados de Google llamado Panda, penaliza a las sedes web con un exceso de anuncios ¿En qué casos se aplica la penalización? ¿En qué consiste esa penalización?

“Panda” se viene aplicando ya desde hace unos cuantos años y su objetivo primordial era combatir el contenido duplicado, entre otros aspectos secundarios.

Adicionalmente, poco después Google anunciaba una nueva mejora en su algoritmo –esta vez sin nombre- con la intención de penalizar los sites con una implementación de publicidad excesiva.

La penalización se aplica en la ordenación de los resultados de búsqueda y afecta a aquellos sites que, a criterio de Google, tengan demasiados anuncios en el área que se conoce como “above the fold”, es decir, la parte visible de la web sin hacer scroll.

Esto ha causado cierta controversia, pues no son pocos los editores que como práctica habitual –y recomendada por Google- colocan un bloque de AdSense encima del contenido para obtener así un buen CTR y maximizar los ingresos. El miedo a perder tráfico orgánico ha hecho que algunos entren en pánico y reubiquen sus anuncios, pero ¿es tan drástica la situación?

Bien, hay que decir que Google aclara que el simple hecho de tener anuncios above the fold no es motivo suficiente per se para ser afectado por la penalización, sino que se pretende castigar los sites donde el contenido es difícil de encontrar debido a la integración de la publicidad en el mismo, un fin totalmente deseable desde el punto de vista de la experiencia de usuario.

El problema es que Google en este tipo de notificaciones suele pecar de imprecisión y no es proclive a darnos muchos detalles, por lo que siempre queda una puerta abierta a la subjetividad y a las interpretaciones.

Aún así, todo parece indicar que un site normal, que da prioridad al contenido sobre la publicidad y que monetiza ciertos espacios –incluso  en la zona superior- no tiene por qué ser impactado de forma negativa por esta reordenación. Es interesante leer algunas reflexiones al respecto en el artículo: AdSense arriba ¿sí o no?

¿Tener demasiados anuncios de Adsense en una web, que no dejan de ser enlaces salientes, podría afectar negativamente al posicionamiento de esa página?

Definitivamente sí. Aunque no tanto por el tema de los enlaces salientes. Google es capaz de identificar que esos enlaces son “propios”, es decir, de su red de anuncios y no penalizar la existencia de AdSense en un site. Tampoco la cantidad es la clave, pues al fin y al cabo las TOS de AdSense limitan el máximo número posible de bloques de anuncios a 3.

Lo que puede llegar a ser un problema grave es la ubicación de nuestros bloques de anuncios. Ya está confirmado por parte de Google que un exceso de publicidad con respecto al contenido o una integración demasiado intrusiva de publicidad puede llegar a perjudicar el posicionamiento orgánico de forma significativa.

En otras palabras, si tu web tiene más publicidad que contenido, no se va a posicionar bien, ya que Google es capaz de detectar esto. Y también si tu publicidad aparece arriba de todo, antes que cualquier contenido y lo desplaza en exceso hacia abajo, esta también es una práctica perseguida y penalizada por Google a nivel SEO.

A veces, el exceso de anuncios o su posición parece que genera un desprestigio del contenido de una sitio web. Al mismo tiempo, para sacar un mínimo rendimiento a nuestros anuncios, habría que situarlos en posiciones que sean bien visibles. ¿Cómo podemos encontrar un equilibrio en este contexto? Por ejemplo, ¿Es aconsejable poner anuncios entre dos párrafos de un texto?

El propio cambio que acabamos de comentar es una muestra más de que nunca es bueno el exceso de publicidad. En ningún contexto, pero especialmente en la Web, donde es fácil perjudicar al usuario con integraciones engañosas o que dificultan la experiencia y hacen perder mucho tiempo.

El equilibrio es la clave. Lo primordial es tener claro cuál es el objetivo de tu web y centrar todos los esfuerzos en ello. A partir de ahí, la monetización via AdSense debe ser un “extra” y no un fin en sí mismo (con alguna excepción). Siempre digo que los usuarios en algún momento tienen que irse de tu web, así que mejor que se vayan a través de un clic remunerado que cerrando la ventana del navegador ¿verdad?

Por otra parte, encontrar el equilibrio depende en gran medida de la propia naturaleza del site. No es lo mismo un site de contenidos -un blog, por ejemplo- que un metabuscador (agregador), un portal vertical o un ecommerce. Cada uno tiene sus propias características y, como consecuencia, su integración ideal de AdSense.

Con respecto a incluir anuncios entre dos párrafos… depende. Si el anuncio está bien identificado como tal y su ubicación no resulta demasiado intrusiva ¿por qué no? Ahora bien, si interfiere en la lectura normal del artículo, aunque no sea algo que Google penalice, podría llegar a afectar a la satisfacción del usuario. En ocasiones un aumento relativo de ingresos con prácticas de este tipo puede llegar a ser contraproducente en el largo plazo.

¿Qué tamaños de anuncios son recomendables para insertar en nuestras páginas? y en cuanto al tipo, ¿cuáles son mejores, los de texto o los gráficos? ¿Qué tipos de anuncios generan más ingresos?

No hay una respuesta definitiva a esta cuestión. Depende mucho de la naturaleza del site y también de su estructura.

Por un lado, sabemos que los anuncios de texto pueden llegar a integrarse en ubicaciones en las que anuncios gráficos no encajarían, o se verían metidos con calzador. Pero también es cierto que en los espacios y formatos publicitarios más habituales (megabanner en la parte superior, robapáginas en el lateral, etc.) suele funcionar mejor un anuncio gráfico.

Esa es la recomendación de entrada, pero por suerte o por desgracia esto no son matemáticas, así que la mejor idea siempre es testear.

Es relativamente sencillo preparar un test A/B entre dos formatos distintos (texto vs gráfico por ejemplo) y con criterios de seguimiento analizar cuál nos proporciona mejor rendimiento.

Este tipo de experimentos para cualquier aspecto de nuestra web -incluida la publicidad- es una práctica muy sana y nos permite tomar decisiones en base a optimización, con resultados a veces sorprendentes.

Y, además de los distintos tamaños, no debemos dudar en contrastar pequeñas modificaciones que parezcan insignificantes. A veces un simple cambio de color o de fuente puede llegar a suponer una diferencia considerable en el rendimiento de un anuncio.

¿Hasta qué punto Google Adsense es capaz de insertar anuncios en nuestras páginas que sean relevantes para los contenidos que hemos redactado para esa página y que por tanto sean interesantes para los lectores para que finalmente hagan clic y se generen ingresos?

Hay un motivo por el que AdSense es el servicio de publicidad contextual más utilizado. Evidentemente la popularidad del todopoderoso Google ayuda, pero hay que decir que la contextualización de los anuncios suele funcionar muy bien.

Eso sí, hay dos puntos que debemos tener en mente:

  1. Podemos contribuir a la relevancia de los anuncios.

Sí, se puede llegar a “manipular” hasta cierto punto la temática de los anuncios según creamos que vaya a ser más adecuado al contenido o más rentable dentro del abanico de posibilidades.

AdSense rastrea el contenido, pero se fija especialmente en aquellos elementos de más peso. Por tanto, un buen uso de los titles y las etiquetas semánticas (H1, H2, strong, etc.) puede tener un efecto “mágico” en la relevancia de los anuncios que aparezcan.

Adicionalmente, disponemos de etiquetas que Google proporciona específicamente para poder delimitar las partes de texto que consideremos más significativas y AdSense las tenga en cuenta.

  1. En un site de contenido genérico, la relevancia es muy relativa.

Si tienes un blog, probablemente hables sobre asuntos muy distintos. O, en un portal de noticias, la diversidad temática sin duda será muy amplia. Yendo aún más lejos, en la sección de Deportes ¿qué es preferible anunciar? ¿Entradas para eventos? ¿Ropa deportiva? ¿Suscripciones a canales de pago? ¿Y en la sección de Política?

Queda claro que a veces es difícil determinar qué es relevante o qué funcionará mejor. En este sentido las recomendaciones anteriores pueden resultar bastante útiles para realizar pruebas y encontrar el punto más eficiente.

¿Parece que poner imágenes animadas al lado de publicidad de Adsense está prohibido por su políticas. Al mismo tiempo, incluir GIFs animados podría ayudar a aumentar el CTR. ¿Es así?

De hecho, Google no permite incluir NINGUNA imagen justo al lado de un bloque de AdSense de Texto. Te pueden bloquear el AdSense en tu site por este motivo.

La justificación es que este tipo de implementación confunde al usuario, dando a entender que esas imágenes forman parte del anuncio, al tener tanta cercanía. Obviamente eso aumentaría el CTR, pero perjudicaría al usuario (y a las posibles conversiones), pues podría esperar algo distinto a lo que realmente encuentra en el site de destino.

Si quieres arriesgarte en una implementación de este tipo, intenta que las imágenes queden separadas lo máximo posible de los anuncios, con algún tipo de línea, recuadro, etc. Pero ten en cuenta que Google puede interpretar mala práctica y bloquearte sin más.

¿Hay alguna manera de estar seguros que los ingresos que dice Google que han generado los anuncios de mis páginas son correctos? Todo el proceso está en manos de Google, si no hay forma de controlarlo, ¿no podría estar Google tentado a no pagar por todos los clics?

Exacto, todo el proceso está en manos de Google, por lo que poco podemos hacer.

Aunque a veces algunos clics de nuestro panel de control puedan desaparecer misteriosamente al cabo de unos días, como parte de un proceso de normalización por clics fraudulentos y demás, lo más habitual es que nos podamos fiar de los clics e ingresos estimados del panel de AdSense. Que Google deliberadamente no contabilice clics válidos es una cuestión que ya entraría en el ámbito de la “conspiranoia”, aunque si buscas puedes encontrar rumorología de todo tipo.

En lo que sí ha mejorado su transparencia Google es en la información que nos proporciona sobre la repartición de beneficios o revenue share. Desde hace algunos años, ya es público el porcentaje que le corresponde al editor del site, según la siguiente distribución:

  • Anuncios AFC (AdSense for Content) -> 68% para el editor
  • Anuncios AFS (AdSense for Search) -> 51% para el editor

Tras esta mejora en la comunicación abierta de los porcentajes, se dieron por zanjadas las dudas sobre cuánto dinero nos llegaba realmente por cada clic y cuánto se quedaba Google, un tema que solía ser motivo de suspicacias. Ahora podemos calcular qué cantidad le estamos generando a Google con nuestros anuncios

Es de esperar que este tipo de avances en la claridad para fomentar la confianza de los editores sean la tónica habitual en sucesivas decisiones por parte de Google.

¿Funciona realmente bien la detección de clicks fraudulentos en los anuncios de Adsense o por lo contrario podemos considerar que desde el punto de vista del anunciante es más seguro invertir en anuncios en los listados de resultados de Google que en la red de contenido gestionada por Adsense?

Sin lugar a dudas, existe mucho trabajo y esfuerzo detrás de las acciones que Google desempeña a fin de detectar malas praxis con respecto a los clics. Para comprobarlo, sólo tienes que hacer varios clics en tus propios anuncios durante unos días y verás qué pasa ;)

De todas formas, al final todo es una cuestión de rentabilidad y retorno de inversión. Si tus campañas en la Red de Display (antes conocida como Red de Contenido) te están convirtiendo bien, los posibles clics fraudulentos que se le escapen a Google no tendrán mayor importancia.

De hecho, no es nada inusual ver campañas de AdWords idénticas que están logrando mejores retornos de inversión en la Red de Display que en la Red de Búsqueda de Google y/o de Search partners.

Por tanto, no deberíamos tener ningún tipo de reparo en utilizar la Red de Display. Es más, es una práctica que se suele aplicar al trabajar con cuentas nuevas de AdWords: replicar ciertas campañas en ambas redes y analizar posteriormente cuál ofrece mejor rendimiento en términos de costes por lead.

Y, finalmente, no debemos olvidar la “ventaja” que ofrece la Red de Display con respecto a la de Búsqueda: se puede seleccionar incluso en qué webs queremos que se muestren nuestros anuncios. No siempre será la mejor opción, pero en determinados casos puede llegar a funcionar muy bien.

La pregunta del millón de dólares…. Hay muchas propuestas de negocio online donde los anuncios son tan solo un complemento, los ingresos importantes se generan con cuentas premium o por otras vías. ¿En qué casos la publicidad puede ser la fuente principal o incluso exclusiva de un negocio online que contenga una relación coste/beneficio mínimamente satisfactorio?

No es muy recomendable este tipo de modelo de negocio prácticamente en ningún caso. Depender de algo tan inestable como la publicidad es un riesgo demasiado alto.

Especialmente en el caso de AdSense, los ingresos suelen fluctuar mucho. El volumen y características de los anunciantes son aspectos muy variables y como consecuencia también lo son los CPC’s y los CTR’s. Una caída relativamente repentina en el CPC medio no es nada fuera de lo común y podría llegar a hacernos mucho daño si nuestro negocio se sustenta exclusivamente –o principalmente- en esta via de ingresos.

En este tema tiene mucho sentido aquello de no poner “todos los huevos en la misma cesta”, sobre todo cuando la cesta es por naturaleza “frágil”.

En definitiva, es un riesgo. También es cierto que algunas empresas españolas están haciendo muchísimo dinero en AdSense. Y si incluimos el resto de tipos de publicidad, casi todos los grandes players del mercado online nacional obtienen un buen porcentaje de sus ingresos de este modo. Pero lo normal es que en la mayoría de casos el core business sea otro y, aunque considerable, la publicidad sea un complemento a la línea de negocio principal.

Centrándonos en AdSense, si se decide asumir el “riesgo” de tenerlo como via principal o al menos proporcionalmente significativa en nuestro proyecto, creo de vital importancia negociar el acceso a un acuerdo directo con Google (lo que coloquialmente se ha denominado con frecuencia “Google Premium”). No es una leyenda, existe ese tipo de cuenta, pero los requisitos son muy elevados, especialmente en cuanto a volumen de impresiones. Las ventajas no sólo tienen que ver con mayor flexibilidad y mejora del revenue share, sino también con un contrato firmado de por medio y un contacto directo con un account manager. Lógicamente, en estas condiciones no vamos a tener el problema de que de repente nos cierren la cuenta sin avisar, aunque siempre estaremos sujetos a la fluctuación y a posibles cambios en la política del servicio. Pero en cualquier caso es infinitamente más seguro que una cuenta de editor normal.

¿El marketing de afiliados es un modelo de negocio más estable que AdSense, ya sea desde el punto de vista del anunciante o del afiliado?

En general lo mejor es la diversificación de vías de ingreso en la medida de lo posible. Si tenemos diferentes vías de monetización y súbitamente nos falla una por el motivo que sea, no nos quedaremos tan colgados como en el caso en que sea nuestra única fuente de beneficios.

El marketing de afiliación como forma de monetizar una web es también inestable, aunque de una forma distinta a AdSense. El problema de AdSense es la fluctuación de CPCs y la posibilidad de ser penalizados o bloqueados. Con afiliación esto no pasará, pero normalmente los anunciantes no mantienen sus campañas para siempre o no en las mismas condiciones. Así que en cierta medida también se está sujeto a una cierta inestabilidad.

También es verdad que en función de nuestro tipo de web, será más apropiada una u otra vía de ingresos. Pero en muchos casos se pueden combinar ambas o incluso poner a prueba una contra otra a fin de determinar cuál nos rinde mejor.

¿En qué casos es útil dar de alta un buscador personalizado de “Google Custom Search” para obtener ingresos con los anuncios que aparecen en los listados de resultados?

De entrada, cabe decir que el servicio de Google Custom Search Engine puede ser utilizado sin AdSense para efectuar búsquedas dentro de nuestra web limitando los resultados a nuestro propio dominio. Tenemos la posibilidad de añadir anuncios patrocinados para monetizar estas búsquedas.

¿Cuándo utilizar este servicio? Bien, si disponemos de un sitio web con mucho contenido y no gozamos de los recursos necesarios para desarrollar un buscador propio, sería ésta una muy buena solución, pues podemos restringir los resultados al contenido de nuestro propio site. Y además incluir AdSense en ellos si queremos.

Otra forma interesante de monetizar nuestra web usando este servicio sería añadir una caja de búsqueda que proporcione resultados externos -esto es, de los resultados habituales de Google- pero añadiendo algunos criterios de filtrado adicionales relacionados con la temática de nuestro site. Esto suele tener buenos resultados, sobretodo si integramos AdSense también, pues se consigue una gran relevancia.